Que significa soñar con hijos e hijas

Los hijos para los padres, la alegría de la vida, y un hijo lo representa todo para una madre y un padre.

Por los hijos se lucha, se quiere, se discute e incluso se muere, porque nada puede significar más en el día a día de unos padres que sus propios hijos.

Soñar con un hijo en general, significa que vamos a tener alguna discusión importante o lo vamos a pasar mal por alguna circunstancia que tal vez desconozcamos en ese momento.

Significado de soñar con un hijo

Soñando con hijos

Si en su sueño está viendo a su hijo

Significa que hay algo, que le está preocupando por él. Le anuncian que va a sufrir problemas por culpa de ellos.

También, que se halla ante un problema con sus hijos, que no sabe cómo arreglar.

Si sueña que tiene un hijo

Cuando en realidad no lo tiene, le anuncia peleas familiares.

Si en su sueño, su hijo se vuelve un niño pequeño

Le augura un periodo de felicidad.

Si sueña que tiene un hijo bastardo o ilegítimo

Representa que sufrirá riñas familiares.

Soñar con que su hijo es guapo y respetuoso, si tiene uno en la vida real, significa que cumplirá todas sus expectativas y su hijo le llenará de orgullo y conseguirá llegar muy alto.

Soñar que su hijo está mermado en sus facultades

Bien sea enfermedad, cojera, mutilado,…, si tiene uno en la vida real, significa que le traerá muchas preocupaciones.

Soñar una madre que su hijo se cae

Desde lo alto del hueco de una escalera y ella oye sus gritos, es de muy mal augurio y significa que sufrirá mucha pena, pérdidas y enfermedades. Si ella le rescata, significa que será capaz de esquivar el peligro.

Si sueña que está buscando a su hijo

Cuando en realidad no tiene hijos, representa la parte masculina que hay en usted, que todavía no se ha desarrollado completamente. Necesita conocerse mejor y sacar la parte juvenil y el niño que hay en usted.

En general cuando se sueña con un hijo

Representan sus ideales, sus esperanzas y la parte juvenil que hay en usted. Por otro lado, ver a su hijo en su sueño, puede que no signifique nada, simplemente que se esté reflejando en su parte juvenil y despertar a la vida. Puede significar que su hijo representa «el sol de su vida».

Soñar que estoy embarazada

Si soñamos que tenemos, o que vamos a tener un hijo

Soñar que estás embarazada, significa que en un momento no muy lejano vamos a discutir de manera indiscriminada sobre algún tema que nos preocupa. También puede significar que vamos a perder a una persona que nos importa de nuestro lado precisamente por una pelea.

Soñar con un hijo adolescente

Simboliza que hay alguna parte de su vida que no puede manejar tal vez ha asumido demasiadas responsabilidades en su actual trabajo y ahora se está dando cuenta de que no puede con todo.

Debemos tomar este tipo de sueños como un consejo que nos están dando para no cometer más errores.

Soñar que pierde a un hijo

Implica situaciones de tristeza o que va a perder a alguien querido por una larga enfermedad. En este sentido, la pérdida es completamente exacta a la realidad.

Si soñamos que queremos tener un hijo

Significa que estamos listos para tomar decisiones importantes y que queremos asumir mayor cantidad de responsabilidades.

Tal vez le vayan a ascender en la empresa en la que se encuentra o le vayan a dejar al cargo de otra persona que le necesita en ese momento.

Soñar con un bebé

Soñar con un bebe, implica un periodo de absoluta felicidad. Vivirá momentos muy emotivos y tendrá unas experiencias increíbles.

Soñar con hijo enfermo

Anuncia la llegada de preocupaciones, es un mal presagio.

Soñar que se pelea con su hijo

Indica un distanciamiento entre vosotros.

Soñar que su hijo cae al vacío

O sufre algún accidente indica que sufrirá pérdidas, mucha pena o enfermedad de algún familiar, si la madre consigue rescatarlo en el sueño indica que superará estas penas.

En definitiva, soñar con hijos más bien nos está avisando de las posibles controversias que puedan surgir. Debemos estar muy pendiente al mismo contexto del sueño para saber realmente que es lo que nos quiere decir.

Volver a la infancia al soñar con un hijo

Soñar con ellos, verte rodeada de niños con una sensación de bienestar puede significar tu deseo de volver a la infancia y de alejarte de las preocupaciones.

Tal vez estás en un momento en el que tienes demasiadas responsabilidades y no te ves capaz de asumirlas todas.

Dejando al margen las preocupaciones y la inquietud que puede reflejar soñar con tus hijos, los niños siempre simbolizan, incluso en sueños, la esperanza y la inocencia y, especialmente, una apuesta de futuro.

Por lo que soñar con tus hijos puede ser interpretado como tu lado más optimista.

Y si los niños que ves en tus sueños están sanos, juegan y sonríen significa que te espera un periodo lleno de felicidad a nivel personal y laboral.


La imagen onírica de una hija / hija, y por lo tanto de una progenie femenina , está fuertemente estratificada y contribuye, en particular, a la construcción de su significado global, elementos de carácter antropológico, cultural y sobre todo psicosocial.

La base esencial de este edificio simbólico está representada por lo que en la psicología analítica moderna se define como el arquetipo del puer, o del niño, o más bien uno de los muchos y múltiples elementos estructurales y primordiales de nuestra psique que dan la mayor parte de los significados a nuestras experiencias y/o percepciones extrasensoriales.


A esta observación hay que añadir, entonces, las características adicionales de la imagen: el sexo femenino y el hecho de que esta niña representa a nuestra descendencia, elementos que caen en la semántica de lo social y dan los principales matices de interpretación a la imagen básica.

Soñar con las hijas correlaciona al viajero onírico con símbolos como la feminidad, que es eterna e irracional, y con el legado genético propio .

Los hijos e hijas en nuestros sueños

Como se anticipó, el sustrato simbólico básico está dado por el arquetipo puer; aparece como la sombra, o variante especular opuesta, de senex, que siempre ha sido un símbolo de orden, racionalidad, control, disciplina, así como el paso del tiempo y la consecuente fugacidad de las cosas terrenales.

Soñar con hijas

Se deduce, lógicamente, que un niño, en los sueños, es siempre el portavoz de valores como la irracionalidad, la confusión, la inquietud, la excentricidad y la extravagancia, pero no termina ahí; como la mayoría de los arquetipos, esta imagen es intrínsecamente bipolar.

La variante positiva sugiere símbolos como novedad, capacidades regenerativas y creativas, potencial de crecimiento, esperanza para el futuro, etc., mientras que el aspecto negativo corresponde a ideas como la incapacidad para enfrentarse a los problemas, la responsabilidad, la falta de estabilidad o el sentido de medida.

La variante femenina del niño contribuye, aquí, a añadir valores tales como una fuerte sensibilidad y emotividad, de hecho existe una enorme conciencia básica en nuestro mundo que ve a las mujeres, simbólicamente, más sensibles que la variante masculina; y finalmente, el componente genético debe ser añadido a la imagen, el concepto de progenie, que añade y determina vínculos adicionales con la feminidad entendida en el sentido materno y por lo tanto portavoz de los valores de fertilidad, procreación, continuación genética y apego defensivo a la descendencia.

Además, la sensación de peligro que un posible embarazo podría haber traído consigo a un nivel real, sugiere al soñador la necesidad de reflexionar, madurar e introyectar estos elementos.

Los miedos, las preocupaciones, el apego y la excesiva responsabilidad materna podrían hablarnos a través de tal imagen, creando su continuación durante el sueño.

Así que la hembra puer podría referirse tanto a su propio aspecto interno proyectado de la familia, al que estamos materna y fuertemente apegados casi morbosamente, como a las necesidades reales de los padres que tratan de encontrar una solución inconsciente a través de la evocación onírica.

El subconsciente humano es un lienzo donde se pintan escenas diversas y a menudo enigmáticas.

Así, soñar con mis 2 hijos puede ser interpretado como una representación de las dos mitades de mi vida, tal vez el equilibrio entre lo personal y lo profesional o la dualidad de mis emociones más profundas.

Este sueño puede estar sugiriendo la necesidad de prestar atención a ambos aspectos de mi vida y asegurarme de que uno no eclipse al otro, manteniendo el equilibrio y la armonía.

Por otro lado, soñar con mi hijo adulto a menudo refleja mi percepción de él en la vida despierta.

Puede ser un reflejo de orgullo por sus logros o una manifestación de mi ansiedad sobre su independencia y las decisiones de vida que está tomando.

Este sueño puede representar el proceso de soltar y permitir que mi hijo adulto camine su propio camino, mientras yo observo y apoyo desde la distancia.

Cuando sueño específicamente con mi hijo en una fase intermedia de la vida, soñar con mi hijo adolescente puede significar que estoy enfrentando los desafíos de su crecimiento y desarrollo.

La adolescencia es un período de cambio y este sueño podría reflejar mi preocupación por las elecciones que mi hijo está haciendo o por la persona en la que se está convirtiendo. Puede ser un llamado a la comprensión y a la paciencia en esta etapa crucial de su vida.

Además, qué significa soñar con un hijo que está lejos es una pregunta que a menudo se hace eco en el corazón de los padres.

Este sueño puede simbolizar la distancia emocional o física, el miedo a la pérdida o la añoranza de la cercanía.

Tal vez sea una expresión de mi deseo inconsciente de reconectar o un recordatorio para alcanzar y comunicarme con mi hijo, independientemente de las millas que nos separen.

Finalmente, al contemplar el significado de soñar con mi hija adolescente, me enfrento a un espejo de las complejidades de su transición hacia la adultez.

Este sueño puede revelar mis esperanzas y temores sobre su seguridad, su bienestar emocional y su capacidad para navegar por los desafíos de la vida.

El soñar con ella en esta etapa específica puede ser un reflejo de mi papel como guía y protector durante una época de incertidumbre y cambio.

Los sueños son una ventana a nuestro subconsciente, revelando miedos, deseos y reflexiones internas. A veces, «soñar con hijos pequeños cuando están grandes» puede ser una representación de cómo percibimos su crecimiento y desarrollo. Es común que los padres sientan que el tiempo pasa rápidamente y que sus hijos crecen antes de que se den cuenta. Este tipo de sueño podría indicar un reconocimiento de los cambios inevitables en la vida y el deseo de recapturar momentos pasados de la infancia de nuestros hijos que se sienten fugaces.

Por otro lado, «soñar con un hijo que está lejos y regresa» es una experiencia onírica que puede llenar a los padres de alegría y alivio.

Este sueño puede reflejar la preocupación latente por la distancia física o emocional con un hijo, así como el fuerte deseo de reencuentro y conexión.

La aparición de este sueño podría sugerir la necesidad de expresar y reforzar los lazos afectivos o, tal vez, la anticipación de un evento que traerá de vuelta a la familia unida.

Finalmente, «soñar que busco a mi hija y no la encuentro» es un sueño que puede provocar angustia y ansiedad. Este sueño puede ser un reflejo de nuestros temores más profundos como padres, la posibilidad de perder a un ser querido o no poder protegerlo adecuadamente.

No obstante, también puede interpretarse como una metáfora de la búsqueda personal de aspectos de nuestra propia identidad o de la evolución de la relación entre padres e hijos, donde la hija simboliza algo valioso que parece estar fuera de alcance o en proceso de cambio.

En resumen, cada uno de estos sueños conlleva un mensaje implícito sobre nuestras experiencias, emociones y la naturaleza dinámica de las relaciones familiares.

Al explorar el significado detrás de «soñar con hijos pequeños cuando están grandes», «soñar con un hijo que está lejos y regresa» o «soñar que busco a mi hija y no la encuentro», podemos obtener una mayor comprensión de nosotros mismos y del vínculo profundo que compartimos con nuestros hijos.

Los sueños son el lenguaje simbólico de nuestro inconsciente, y a menudo nos dejan perplejos con sus imágenes y situaciones inesperadas. Una consulta frecuente en el ámbito de la interpretación de los sueños es «qué significa soñar con el hijo bastardo de mi esposo». Este tipo de sueño puede ser desconcertante y puede estar asociado con sentimientos de inseguridad o miedo a la traición en la relación. El hecho de soñar con un hijo que no es reconocido oficialmente puede reflejar también preocupaciones sobre aspectos de la vida que estamos ignorando o no queremos enfrentar. Es importante recordar que los sueños no predicen el futuro, sino que son reflejos de nuestras emociones y pensamientos internos.

En el otro extremo del espectro emocional, encontramos sueños que implican la imagen de la descendencia y los lazos familiares.


Por ejemplo, «qué significa soñar con dos hijas mujeres» es una pregunta que puede surgir tras un sueño lleno de feminidad y la energía dual que representan dos figuras femeninas.


Este tipo de sueño podría interpretarse como un símbolo de equilibrio y armonía en el aspecto emocional o creativo de la vida del soñador.

La presencia de dos hijas en el sueño puede simbolizar también la integración de aspectos femeninos de la personalidad o el potencial de crecimiento y desarrollo en áreas personales o profesionales.

Es esencial abordar estos sueños con una mente abierta y considerar tanto el contexto del sueño como las emociones que surgieron durante la experiencia.

Si bien la interpretación de los sueños es altamente subjetiva, es posible que al reflexionar sobre las inquietudes y deseos que estos revelan, ganemos un mayor entendimiento de nosotros mismos.

Soñar con hijos, ya sean reconocidos o no, nos invita a explorar más profundamente nuestras relaciones, esperanzas y los aspectos ocultos de nuestra psique.

Al final, cada sueño es un paso más en el viaje hacia nuestro crecimiento personal y la comprensión de la complejidad de nuestras vidas emocionales.

Soñar con madre e hija juntas puede simbolizar la unión de diferentes aspectos de tu ser: el cuidado y la protección maternal combinados con la frescura y las posibilidades del crecimiento juvenil.

Esta imagen onírica refleja a menudo una profunda conexión emocional y puede ser indicativa de la armonía y el equilibrio entre las generaciones dentro de la familia.

Es común encontrar en los sueños algunas figuras significativas de nuestro entorno, como lo son los familiares o personas cercanas a nosotros.

Por ejemplo, que significa soñar con el papa de mi hijo es una pregunta que puede surgir tras una experiencia onírica particular.

En el mundo de los sueños, esta figura puede representar nuestra necesidad de apoyo y guía, o quizás reflejar asuntos no resueltos con la figura paterna en la vida de nuestro hijo.

Por otro lado, soñar con entidades familiares que no son parte de nuestra vida directa también es intrigante, tal como preguntarse que significa soñar con la hija de mi vecina.

Este sueño podría simbolizar características o situaciones que asociamos inconscientemente con esta niña, o tal vez revelar nuestro interés por los lazos comunitarios y las relaciones vecinales.

Adentrándonos en un terreno aún más simbólico y menos literal, encontramos la curiosidad sobre que significa soñar con un hijo que no tengo.

Estos sueños pueden ser particularmente enigmáticos y reveladores, manifestando quizás un deseo subyacente de paternidad o maternidad, o el anhelo de cuidar y nutrir proyectos o aspectos personales aún no desarrollados.

En cualquier caso, estos sueños nos invitan a una reflexión más profunda sobre nuestras relaciones y roles en la vida, así como sobre los deseos ocultos que podrían estar buscando expresarse a través de estos simbolismos oníricos.

La interpretación de los sueños es una herramienta poderosa para el autoconocimiento y la introspección.

Cada uno de estos escenarios, aunque pueda parecer específico, toca aspectos universales de la experiencia humana, como la familia, la paternidad, y nuestras interacciones sociales.

Por tanto, al reflexionar sobre ellos, podemos descubrir nuevas dimensiones de nuestro ser y tal vez encontrar respuestas a preguntas que ni siquiera sabíamos que teníamos.

Soñar con hija neonata

Podría referirse a uno de nuestros momentos particulares de nostalgia por las experiencias del pasado o la necesidad de redescubrir un sentimiento de protección envolvente.

Los recién nacidos y los niños pequeños, entonces, indicarían las verdaderas noticias a las que estamos sometidos, o, para aquellos que están marcados por un fuerte espíritu materno, indicarían la necesidad de comenzar una familia y dedicarse a sí mismos.

Soñando con perder una hija

Es, en la mayoría de los casos, una consecuencia directa de las preocupaciones reales y empíricas de un padre soñador, que trata con su propia descendencia.

Tal vez el soñador en cuestión está experimentando plenamente un momento claro de crecimiento de sus hijos, está viendo gradualmente su conquista de la independencia y esto puede llevar a una percepción inconsciente de un cierto sentido de falta.

Soñando con una hija que se cae

Soñar con caer siempre tiene que ver con la posible pérdida de equilibrio en la vida del soñador; y ver a su hija caer puede advertirnos sobre una posible pérdida de equilibrio interno que necesita ser compensada a través de un estilo de vida más dosificado.

Soñar con una Hija Vomitando

A diferencia del efecto emocional que esto puede causar en el mundo real, el vómito en los sueños es siempre un componente positivo y tiene que ver con las revelaciones explícitas de nuestro Ego.

Soñar con una hija vomitando es un síntoma de una liberación, en este caso, de una carga que fue percibida como un obstáculo para nuestra creatividad o un frenesí interior que necesita más libertad.

Números de la suerte y lotería para estos sueños

Kabbalah y Smurfing asocian los números 33 y 76 respectivamente a la imagen del niño.

Sueños similares

30 Comments

  1. johana Reply
  2. Laura Quintero Reply
    • Soñar Reply
  3. Francisco Reply
  4. Caro Reply
    • Maria Reply
  5. Maryselva Reply
  6. Carlos Guzmán Reply
  7. Elizabeth Reply
  8. Lionell Reply
  9. Angelli Gamarra Reply
  10. Enrique Solis Reply
  11. ROSALBA SERRATO GONZALEZ Reply
  12. Elizabeht Reply
  13. Victoria solorzano Reply
  14. Jazmine Reply
  15. Naty Reply
  16. Sory Reply
  17. deysy Magaly oviedo oviedo Reply
  18. Arleth Reply
  19. Paola Reply
  20. Roman esteban Reply
  21. Claudia García Reply
  22. Maria guadalupe Reply
  23. maria del carmen Reply
  24. Yessenia Coronado Reply
  25. gaby torres Reply
  26. VICTOR EDUARDO ARNEDO Reply
  27. Mery Reply

Leave a Reply