Simbolismo del Espíritu Animal de Turquía

simbolismo del espiritu animal de turquia

simbolismo del espiritu animal de turquia

Simbolismo del Tótem Animal de Turquía

Incluso antes de 1621, los pavos habían estado estrechamente ligados al Día de Acción de Gracias, y simbolizaban la abundancia entre la población nativa americana en Norteamérica. El tótem de animal de pavo ha sido venerado durante mucho tiempo por los nativos americanos por su supuesta fertilidad, y a menudo fue sacrificado durante ceremonias que celebraban la fertilidad, el agradecimiento y la generosidad. Algunas tribus incluso darían pavos a otras tribus como regalos, regalos y ofrendas de comunidad.

Muchos de estos rituales todavía están en práctica hoy en día, y aunque las tribus han cambiado a través de los años, el invitado de honor, el pavo, se ha mantenido constante a través del tiempo. Muchas tribus antiguas alrededor del mundo han honrado al guía espiritual del pavo por su estrecha conexión con la naturaleza y su valor inherente para el sustento y la nutrición.

El tótem espiritual de pavo siempre es un recordatorio para que el hombre desarrolle y mantenga una relación armoniosa con la tierra y el medio ambiente. Les pide que las consideren los fundamentos del bienestar y el sustento. Simboliza el equilibrio entre dar y recibir para encontrar satisfacción en lo que el hombre ya posee.

Rasgos asociados con Turquía

Pródigo, Fértil, Abundancia, Armónico, Sustentador, Contento, Nutritivo, Sagrado, Atractivo, Arrogante, Generoso

Significado simbólico de Turquía

Muchas culturas del mundo consideran que el espíritu animal del pavo es un animal sagrado, y reconocen al ave por su atractivo, su exceso de confianza y su naturaleza arrogante y engreída. Alquímicamente hablando, el pavo simboliza rasgos tales como la generosidad, la virilidad, el sacrificio y la conciencia.

Además, se dice que el tótem de animal de pavo personifica la simbolización de la masculinidad, la autoadulación, la vanidad y la arrogancia. Estas características pueden atribuirse al comportamiento de los pavos machos en la naturaleza.

Desfilan, su magnífico plumaje se muestra en vano en el intento de captar la atención de todas las pavas, así como de los pavos macho rivales.

Muchas culturas antiguas y menos sofisticadas señalaron que el pavo los alertaría de las condiciones climáticas adversas al agitarse y agitarse. De hecho, muchos vieron este comportamiento como un símbolo de pronóstico y predicción de qué tipo de clima se avecinaba. El simbolismo del pavo también dicta que el hombre se siente contento en la vida con lo que tiene, y no lleva una vida donde la acumulación de pertenencias engendra felicidad.

Un hecho poco conocido sobre el símbolo del pavo es que está en su punto fuerte en los meses de otoño, ya que ésta es su temporada alta.

Debido a esto, el pavo tiene características adicionales que coinciden con la temporada de otoño, como el ciclo de las estaciones.

También significa alimento en la vida diaria, cosechar los frutos de los esfuerzos y el trabajo del hombre, los comienzos y los finales, la importancia de la comunidad, la satisfacción, una conexión entre la humanidad y la Madre Tierra, y una atención a la preparación.

Poniendo un gran énfasis en la comunidad, el espíritu animal del pavo siempre ha parecido impartir la importancia de compartir y la generosidad. Muestra la sabiduría de prestar siempre mucha atención a las personas en nuestras vidas, ya sean familiares, amigos, compañeros de trabajo o la sociedad en su conjunto.

El tótem del animal de pavo es siempre un valiente recordatorio del hecho de que el hombre debe mantener la gratitud por la ventaja de cada nuevo día y el potencial que trae. También nos muestra que ese hombre debe transmitir consistentemente su fuerza y brillantez y permanecer siempre fiel a sí mismo.

El simbolismo del pavo nos anima a visualizar más allá de nuestras necesidades inmediatas y personales para que podamos facilitar una relación sostenible con la Madre Tierra y la gente que nos rodea.

 

Dejar comentario