Soñar con el pecho y su Significado

Soñar con el pecho y su Significado

Madre, hija, hermana, esposa, amante, el pecho es un símbolo capaz de concentrarse dentro del aspecto femenino en su totalidad y en su totalidad . Su funcionalidad biológica, de hecho, conecta los dos extremos de un círculo, haciéndolos encajar pacíficamente dentro de él: la protección materna y el coito . El atributo femenino por excelencia, el pecho, sus medidas y características, son capaces de ser el portavoz de toda la historia personal de una mujer; la turgencia y elasticidad juvenil, la plenitud y plenitud de la madurez, la relajación y la reserva de la vejez. Su redondez, además de dirigir toda la atención del género masculino hacia ellos, sugiere bondad, belleza, gracia, fecundidad y abundancia. Madre y Eros se funden en una trama espectacular y casi escandalosa de significados que sólo nuestra bien civilizada sociedad puede separar perfectamente conceptualmente, la eficacia onírica del pecho es una de las más predominantes, despierta en el niño individual así como las emociones plenamente adultas.

EL SONIDO EN LOS SUEÑOS Y LOS DIALÉPTICOS DE MADRE-EROS

Como ya se ha dicho, el pecho, a nivel de la imagen onírica, es capaz de fusionar dos aspectos completamente diferentes del componente femenino; intentar comprender cuál es la mejor interpretación de esta imagen también depende, y sobre todo, del componente emocional que se despierta en el soñador durante la manifestación onírica. El aspecto puramente maternal no puede sino conectar al soñador con todos los componentes femeninos que caracterizan su vida, la imagen es tan universal para la historia del hombre que es complejo conectarla con un acontecimiento o experiencia de vida en particular. Generalmente, dejando de lado el componente erótico, representa la conexión directa con el inicio de la vida y su continuación ; el seno, después de la estancia uterina, es el que garantiza la supervivencia del recién nacido después del nacimiento, es el primer elemento estético (entendido en sentido etimológico, por lo tanto como una percepción) con el que el niño entra en contacto con el mundo exterior, y no es casualidad que la primera fase de su desarrollo se llame fase oral .

La boca es el primer instrumento a través del cual el niño no nacido “saborea” la vida, y del cual saca la excitación sexual; de esta manera queda claro que el desarrollo psico-sexual de cada uno de nosotros nace del pecho, así como de nuestra propia subsistencia vital. En el pecho debemos nuestra primera relación con el mundo, soñar significa retroceder emocionalmente a esas sensaciones antiguas y primordiales , nuestra primera exploración real de la vida; la imagen revelaría así la necesidad de que el soñador regrese a ese maravilloso sentimiento de protección maternal , donde no nos falta nada y nos sentimos perfectamente aceptados por el mundo con amor. Pecho, madre, tierra, vida, este es el camino analógico sugerido por la imagen, y todos estos elementos son representantes de un profundo sentido de amor y apego a la vida.

El aspecto erótico no puede faltar absolutamente , que, en la mayoría de los casos, especialmente según la ética freudiana, es el pegamento absoluto de nuestras asociaciones de sueños y la base indeleble de nuestra energía de carga; el enorme efecto erótico causado por este componente femenino es bien conocido, pero quizás no todo el mundo sabe por qué. Partiendo del supuesto de la posición erguida, parece que el hombre ha comenzado a practicar el coito de una manera totalmente diferente, practicando la posición acostado habitual y dejando fuera la penetración posterior, lo que ha llevado a tener una relación visual más directa con los senos, y así hacer de ellos, por forma e interés, un sustituto de los glúteos. Su historia sexual parece, pues, subordinada a la interpretación anterior; en todo caso, un pecho bien hecho es capaz de despertar el instinto reproductivo en el hombre, pero también puede indicar, siempre en el varón, un instinto latente de regresión, que a su vez reflejaría un fracaso en la superación del complejo de Edipo , la necesidad de encontrar un alimento físico y espiritual, o simplemente de encontrar un equilibrio y armonía con la vida y sus aspiraciones.

Las características físicas del seno mismo juegan un papel esencial en el cómputo hermenéutico, particularmente su redondez y plenitud; grandes, firmes, turgentes y particularmente evidentes son símbolos claros de abundancia, riqueza y prosperidad, está ligado a situaciones positivas obvias como la realización de sus aspiraciones o negocios exitosos. Flojo, relajado y franco , en cambio, sería una advertencia de tristeza, falta de afecto y de recursos. Un pecho particularmente pequeño , en cambio, inmaduro e inmaduro, indicaría la esperanza de un futuro radiante y exuberante, el florecimiento de nuevas actividades y proyectos de vida.

SUEÑO TENGO QUE SIGUIENDO

En este caso hay mayor precisión, y el sueño adquiere un sentido menos genérico y vago; el componente materno es aquí totalitario y el soñador está expresando la necesidad de ser nutrido y sostenido. La leche es un símbolo de energía no sólo física, la fuga de ella de los senos también podría indicar un gasto excesivo de energía por parte del soñador, su demasiada devoción a las actividades de otras personas, quedando así privado de sustento para sí mismo.

SUEÑO EQUIVOCIDO

El símbolo tiene una relación estrecha y poderosa con los sentimientos del soñador, que son heridos, de hecho, y luego disminuyen sus recursos internos, aún así podría referirse a aspectos de su personalidad sexual que son descartados o no tomados en cuenta , lazos emocionales rotos, quizás relaciones intrincadas con sus hijos o parientes.

SUEÑO PELOSO SENO

En este caso, estamos asistiendo a un mensaje onírico que quiere que recordemos que nuestro componente viril está tomando progresivamente su opuesto femenino , cubriéndolo con sus aspiraciones; alude a una mejora de las cualidades intrínsecas de un soñador o quizás a una carga excesiva de responsabilidades, especialmente responsabilidades familiares.

NÚMEROS, LOTE Y CABALA

El seno sólo puede tener un par de números para kabbalah y grimace: 2856 .

Dejar comentario