Soñar con un niño y su Significado

Soñar con un niño y su Significado

Soñar con un hijo representa para aquellos que son padres una experiencia onírica con un fuerte impacto, especialmente cuando su descendencia, adulta o no, se enfrenta a momentos difíciles, pruebas que superar o momentos de crecimiento que hacen que la relación con los padres sea más conflictiva y difícil de manejar. Más allá de la mera representación de estados de ánimo típicos de la vida cotidiana, sin embargo, soñar con un niño puede tener muchos otros significados vinculados a las más variadas imágenes oníricas que podemos encontrar en un sueño de este tipo. Así que tratemos de entender en detalle lo que significa soñar a un niño, sus múltiples interpretaciones y los números a jugar si queremos probar nuestra suerte en la Lotería.

Soñar con un recién nacido o un niño pequeño

Tanto si eres padre como si no, soñar con un recién nacido representa la posibilidad de novedades importantes en la vida del soñador, probablemente incluso inesperadas. Si el niño no es un recién nacido sino sólo de unos pocos años, esto indicará nuestra parte más pura e ingenua, el niño interior que está dentro de nosotros y cuya nostalgia probablemente sentimos por los acontecimientos de la vida que nos han alejado demasiado de él y de los tiempos de la despreocupación. Si, por otro lado, soñamos con jugar con un niño pequeño, nuestras vicisitudes emocionales probablemente pronto tendrán un resultado positivo.

Soñando con un hijo que se casa

Soñar con un niño que se casa si realmente tienes hijos puede indicar noticias importantes y emocionantes en la vida de este último. Aunque la experiencia onírica utiliza la imagen de la boda como un truco, no es seguro que el cambio en la vida del niño se refiera necesariamente a la vida de dos. Entre las novedades más plausibles, de hecho, también nuevos horizontes de trabajo o turnos interesantes.

Soñar con un niño enfermo o vomitando

Soñar con un niño enfermo, una experiencia muy angustiante para aquellos que realmente son padres, podría indicar una fuerte preocupación del soñador por algún problema emocional o físico que haya afectado a su hijo recientemente. La enfermedad en los sueños , sin embargo, vale la pena señalar, no es en absoluto un presagio de posibles patologías que pronto podrían afectar a los que amamos. En muchos casos, de hecho, el inconsciente utiliza esta metáfora para sacar a la luz la aprensión que estamos experimentando durante un período complejo de alguien que está cerca de nuestro corazón. Si, en cambio, soñamos con un hijo que vomita , contrariamente a lo que podríamos pensar comúnmente, esta imagen se asocia con liberación de pesos que hemos estado soportando durante algún tiempo.

Soñando con un niño moribundo

Cuando un padre sueña con la muerte o a punto de morir de su hijo, lejos de estar frente a un presagio nefasto, probablemente la relación con el hijo soñado está en una fase estancada . Este sueño también podría indicar las preocupaciones del soñador sobre las opciones de vida del hijo que se consideran riesgosas o el temor de los padres de perder el contacto con su hijo si éste ha decidido abandonar el nido y mudarse a otro lugar.

Soñando con un niño herido

Soñar con un niño herido o con cicatrices se refiere al estado de ánimo del soñador que probablemente ha estado llevando problemas de varios tipos durante demasiado tiempo y que por diversas razones no tiene el deseo o el valor de expresarse. En este sentido, las heridas también pueden ser el símbolo de los recientes enfrentamientos que han mortificado al soñador haciéndolo más vulnerable.

Soñando con un niño y los números de la Lotería

Soñando con un niño se une según la Cábala al número 33 . Si hay muchos niños, sin embargo, el extracto en el que apostar será el número 1 mientras que los que sueñan con un niño enfermo deben apostar por 6 . Soñar con hablar con el niño se asocia con el número 90 mientras que al abrazarlo se enlaza con el número 89 .

Dejar comentario