Simbolismo del Espíritu Animal Fénix

simbolismo del espiritu animal fenix

simbolismo del espiritu animal fenix

Simbolismo del Tótem Animal Fénix

El mítico tótem animal de Phoenix es el guardián del fuego en toda la creación. Representa la transformación, la muerte y el renacimiento en su fuego. Como un poderoso tótem espiritual, el ave fénix es el símbolo definitivo de fuerza y renovación. Como símbolo tanto del fuego como del sol, el guía animal del ave fénix simboliza al sol, que “muere” al ponerse cada noche y renace al levantarse a la mañana siguiente.

En este sentido, nunca muere de verdad; más bien, es una criatura inmortal que continuamente se levanta de las cenizas. Todos sus atributos se mantienen en el tema con estas ideas. Además de los rasgos de poder, transformación, renacimiento y vida mencionados anteriormente, el tótem del espíritu de Phoenix también es ampliamente considerado como un símbolo prominente de la estación, la coherencia, la longevidad, la imaginación y la protección.

Rasgos asociados con Phoenix

Renacimiento, Transformación, Inmortal, Poder, Coherente, Imaginativo, Protector, Equilibrado, Esperanzador

Significado simbólico de Phoenix

El significado simbólico de phoenix ha dejado su huella en varias culturas a lo largo de la historia. Por ejemplo, los chinos creen que este ave espiritual fue enviada a la Tierra para ayudar en el desarrollo de la humanidad. Típicamente, ellos ven al ave fénix de dos en dos, un macho y una hembra, representando la energía yin y yang.

A este respecto, significa la necesidad inherente del equilibrio en el mundo. El tótem femenino de Phoenix simboliza la energía yin, caracterizada como pasiva, psíquica y pensadora profunda. También está emparejada con la luna, la oscuridad y la temporada de invierno. A su vez, el ave fénix masculino se ocupa de la energía yang, un icono de afirmación y acción audaz. De este modo, se le combina con la calidez y la luz del sol y de la estación estival. Juntos, forman la asociación simbólica dinámica de Phoenix. Como emblema de una alianza de dos personas, un par de ave fénix fue a menudo dado como regalo de bodas en la cultura china para desear a la pareja un matrimonio feliz y amoroso.

Los símbolos de Phoenix también eran prominentes en la astrología griega antigua. Según el historiador Heródoto, se trataba de un ave mítica originaria de las actuales tierras etíopes. La describió como inmensamente grande y hermosa, formando su nido a partir de ramas de ciprés. Todas las demás aves construyen un nido en preparación para convertirse en padres y crear un hogar estable. Pero se pensaba que el espíritu animal de Phoenix estaba construyendo su lecho de muerte. La criatura iría allí a morir, prendiéndose fuego con su propio calor, y quemándose hasta quedar reducida a cenizas. Después de tres días, emergería de estas cenizas, renaciendo de nuevo.

Este proceso significó su capacidad de vivir para siempre, resucitando de su sentencia de muerte. Otro griego, el poeta Hesíodo, también hizo afirmaciones audaces sobre el tótem animal del ave fénix , escribiendo que podía vivir más de nueve generaciones de cuervos, que eran altamente simbólicos de la longevidad en ese tiempo (alrededor de 700 AC). Por lo tanto, los griegos valoraron mucho al ave fénix y utilizaron su mensaje en muchas avenidas artísticas diferentes.

A través del Adriático, los romanos también tomaron gran simbolismo del majestuoso fénix. De hecho, se empleó como símbolo de la continuación eterna del poderoso Imperio Romano. Incluso aparecía en sus monedas, recordando a todos los que la tocaban la fuerza invencible del Imperio y su ley. Aunque el Imperio finalmente se derrumbó, la gente de la región continuó aferrándose a la leyenda de esta criatura, notablemente después del tiempo de Cristo.

La habilidad del ave fénix de sacrificarse voluntariamente a la muerte sólo para renacer era una fuerte representación de Jesús para los cristianos. Hasta la Edad Media, los habitantes de esta región asociaban al ave fénix en cenizas con la muerte de Cristo en la cruz y su regreso de entre los muertos después de tres días.

Cuando el poderoso tótem animal del ave fénix se presenta ante ustedes, les está enviando fuertes mensajes de esperanza en medio de la desesperación. Todos experimentamos tiempos difíciles que nos arrastran hacia abajo y nos hacen sentir envueltos en la negatividad. A veces es difícil imaginarnos saliendo de ellos.

Durante estos tiempos, podemos recurrir a este simbolismo del ave fénix para obtener fuerza y una renovación de energía que nos mantenga luchando la buena batalla. No importa las pruebas que encontremos en nuestras vidas, el simbolismo de phoenix siempre está ahí para recordarnos que podemos soportar. Al ayudarnos a transformar nuestras vidas y vivir más puramente, nos permite entrar en una conexión más profunda con nuestra conciencia espiritual.

 

Sueños relacionados

Dejar comentario