Simbolismo del Tótem de Tejón Animal

Tótem de Tejón Animal

Simbolismo del Tótem de Tejón Animal

Como tótem animal, el tejón nos proporciona muchos símbolos de empoderamiento: determinación, afán, estrategia, voluntad fuerte, concentración y confianza, por nombrar algunos. El tejón es terco y de voluntad fuerte por naturaleza, aunque su presencia física no sea muy intimidante.

Son criaturas ferozmente independientes que se centran más en las características y valores individuales que en la interacción comunitaria y social.

No se detendrá ante nada para conseguir lo que quiere y nos impulsa a tener el mismo fervor en nuestras propias actividades.

Independientemente de su tamaño, el tótem del tejón animal atrae la atención y el respeto en el mundo natural, simbolizando que nosotros podemos hacer lo mismo. Sin embargo, estamos destinados a hacer esto de una manera mucho más amistosa y constructiva y no requerimos la ferocidad literal de un tejón.

Rasgos asociados con el tejón

Comandante, Respeto, Atención, Determinación, Poder de Voluntad, Enfoque, Agresión, Estímulo

Significado simbólico de Badger

El poder del guía espiritual de los tejones proviene de su agresividad, su autosuficiencia y su voluntad de luchar por lo que quiere.

A partir de esto, debemos inspirarnos para hacer lo mismo, confiando en nuestros instintos y manteniendo una resiliencia de espíritu incluso en tiempos difíciles. El llamado a la agresión no implica una dirección hacia una persona.

Muchas veces, necesitamos convocarla para combatir los pensamientos negativos, las conductas contraproducentes e incluso la enfermedad.

La agresión también puede ser usada para sanar, ya que el tejón es el guardián de las hierbas sanadoras de la Tierra.

Adecuadamente, las personas que se identifican con el tótem del animal tejón son típicamente líderes y aquellos que se dedican a hacer el trabajo bien. Se sienten cómodos estando solos y confiando en sí mismos como personas independientes. Con persistencia, podemos usar el simbolismo del tejón para encontrar una cura a cualquier problema o dificultad.

Cuando el tejón entra en nuestras vidas, nos está diciendo que tengamos fe en nuestro camino y que viajemos por él a nuestra manera.

A menudo se presenta a individuos que luchan con esto y que necesitan algún estímulo para terminar las cosas que él/ella empieza.

Debemos confiar en nuestras habilidades y ser capaces de sacar provecho de nuestras propias habilidades individuales para asumir los desafíos que podamos enfrentar. Este animal nos impulsa a salir de la clandestinidad y destilar confianza en nosotros mismos. Es un tótem enraizado con fuertes conexiones con la Tierra, animándonos a regresar a nuestras raíces internas para anclarnos y recordar lo que es importante para nosotros.

Muchas tribus nativas americanas creían que ver al tejón o sus huellas era una señal auspiciosa para recordarnos que todo es posible. Además, cuando los tejones frecuentan nuestros sueños, podemos interpretarlo como una señal de buena suerte y fortuna después de haber luchado en una situación difícil. Siempre hay una luz al final del túnel.

La individualidad es también un símbolo clave que podemos tomar del tejón. Es un animal único que utiliza métodos no tradicionales para vivir su vida, y lo hace de una manera muy efectiva.

El tótem del animal tejón utiliza todos los recursos que considera adecuados y no le importa lo que el resto del reino animal piense al respecto.

Estas pequeñas bolas de fuego se dan las herramientas para enfrentar y dominar cualquier desafío que se le presente, siempre perseverando hacia sus propias metas. Aunque es ciertamente un reto hacer esto en nuestras propias vidas, el tejón predica con el ejemplo.

Si queremos algo, no hay nadie más con quien contar, salvo usted. Las excusas son una pérdida inútil de tiempo y energía que se podría gastar en encontrar soluciones a problemas aparentemente imposibles. En pocas palabras, el significado de tejón nos deja con un único mensaje que lo abarca todo: aquellos que caminan por su propio camino lograrán el éxito que buscan.

Si escuchamos a los demás más a menudo que a nosotros mismos, ¿cómo podemos lograr vivir la vida de la manera que queremos?

Esto sólo da a la gente un chivo expiatorio a quien culpar si algo sale mal, una cualidad débil que no llevará a nadie muy lejos en su búsqueda.

 

Dejar comentario