Soñar con un Tsunami y su Significado

Soñar con un Tsunami y su Significado

Son muchos los acontecimientos y movimientos de la Naturaleza que pueden hacer que el hombre perciba su mortificante fragilidad y contingencia, cuando, entonces, estos nos aparecen en un sueño causan los mismos efectos devastadores en el nivel psíquico. Las catástrofes naturales parecen haber sido puestas allí, específicamente, para recordarnos que debemos reducir nuestras aspiraciones más vanas y toda la vanidad de nuestros deseos, mortificando todas nuestras pretensiones de dominación sobre el mundo exterior. Por lo tanto, la imagen de carácter violento e irreversible , en las distintas épocas, ha sido siempre sinónimo de fuerzas irracionales e indomables, materia caótica y magmática , fascinante precisamente por el misterio del que es portavoz y que no se deja abrir y que progresivamente ha ido asumiendo, en la imaginación onírica humana, valores y significados muy precisos que pueden remontarse a estas características. El Tsunami, o maremoto , se presta bien para sintetizar y actuar como portavoz de la fuerza devastadora del mundo natural , no sólo por su enorme poder destructivo, sino también por la impredecibilidad de sus ataques, así como por su apariencia en la mente del soñador.

SIMBOLOGÍA Y SIGNIFICACIÓN ONÍFICA DEL TSUNAMI

Es uno de esos sueños que raramente se puede remontar a una experiencia empírica real del soñador; en la mayoría de los casos, el icono del Tsunami se recrea psíquicamente de la nada, sin ninguna referencia externa, directamente extraído del inconsciente colectivo humano y sobrecargado declaradamente con fuertes significados simbólicos. En la literatura internacional, antigua y moderna, es muy frecuente la analogía de imagen entre las abrumadoras pasiones humanas y ese fenómeno físico-natural que indica una perturbación capaz de propagarse tanto en el vacío como en un material y que comúnmente llamamos ola; en particular la analogía ocurre con las olas marítimas . La pasión, de hecho, ya sea un amor abrumador o un apego mórbido a una actividad deportiva, se presenta intuitivamente como algo perturbador, que es capaz de perturbar y alterar el equilibrio psíquico humano.

El Tsunami, por lo tanto, que no es más que una gigantesca ola generada por un terremoto marino (maremoto), sería la expresión y manifestación de una pasión preponderante abrumadora y desestabilizadora que ha sondeado la virtud psíquica del soñador; un evento repentino e inesperado que abruma a su huésped con toda su gravedad y energía y no deja espacio para ninguna reacción, excepto para permanecer como testigo pasivo de lo que lo abruma.

Es muy probable que el soñador se encuentre viviendo un período de su existencia caracterizado por pasiones particularmente obsesivas , que necesitan un freno para encontrar el equilibrio psíquico. Se trata de un acontecimiento que se percibe como preocupante no sólo para nosotros mismos sino también para los demás; esta imagen se refiere a un vigoroso impulso interno que no puede ser bloqueado ni retenido, o a una situación vital muy importante que requiere una solución rápida y eficaz. Recordemos que el mar y el agua , en general, tienen un enorme valor simbólico , siempre conectado con nuestras energías psíquicas internas , que en este caso serían impactantes y violentamente desastrosas.

DESCUENTOS ENORMES

Tener que lidiar, durante el sueño, con la imagen de un Tsunami que golpea el suelo es un síntoma de profundos trastornos experimentados durante los últimos días de vida; alguien o algo que en nuestras vidas golpea sin medias tintas y pierde toda nuestra certeza. Sería bueno llevar a cabo una investigación apropiada y averiguar quién o qué amenaza nuestro equilibrio psíquico.

…GRANDES CAMBIOS

Además, esta imagen se refiere a menudo al crecimiento interior y exterior del soñador , también un gran cambio y evento biológico capaz de hacer soñar las almas más tenaces; símbolo del paso de la juventud a la edad adulta que se produce de una manera violenta e inesperada.

la seguridad de la descompresión

Soñar con un Tsunami destruyendo el propio hogar se refiere a uno de los miedos más ancestrales que se cuela en nuestras profundidades psíquicas, es decir, el miedo a perder lo que es nuestro hogar, lugar de nuestra seguridad y hogar de nuestros afectos más duraderos; el hogar es también el símbolo de la identidad de un individuo, perderlo significaría perderse y no ser capaz de volver a encontrarse a sí mismo, perdido en la habitual labilidad de los acontecimientos.

CABALA NAPOLETANA Y NUMEROLOGÍA

Para aquellos que quieren desafiar el destino, basándose en el misticismo numérico, los números sugeridos en este caso para el tsunami y las olas son: 37-55-39.

 

Dejar comentario