Soñar con Bautismo: Significado e interpretación

Soñar con Bautismo: Significado e interpretación

Soñar con ser bautizado o ser testigo de un bautismo podría sugerir una nueva influencia que entra en tu vida, y una limpieza de las viejas actitudes.

Debido a que el bautismo es una disposición a dejar que una nueva influencia entre en tu vida, podría mostrarte abriéndote a tus posibilidades internas, o a la vida que te impregna y te cura, o un influjo de lo que había estado latente o potencial en el Ser.

Así que de esa manera simboliza una puerta a una nueva experiencia de ti mismo.

A veces se vincula con el nacimiento o las experiencias conectadas con tu propio nacimiento, y es por lo tanto una re-conexión de tu yo consciente con los elementos inconscientes más profundos que dan vida dentro de ti.

Y el significado del nacimiento no necesariamente se relaciona con ser un bebé, porque podemos nacer muchas veces, como un despertar espiritual.

Esto puede estar relacionado con una experiencia de las viejas actitudes o forma de vida muriendo o falleciendo.

Soñar con el bautismo en agua

Se relaciona más con las emociones e inclinaciones que surgen de la experiencia del nacimiento. En el cristianismo se conecta con el reconocimiento por parte de la comunidad de la identidad del bebé o persona bautizada.

Por lo tanto, sugiere una entrada en esta comunidad o comunidad cristiana.

Como esto no puede ocurrir a menos que tengas un sentido de lealtad y buenos deseos hacia el grupo al que te unes, apunta a un cambio de corazón. Vean el bautismo como un misterio antiguo.

Significados no católicos

En otras culturas el bautismo tiene el significado de limpiar las viejas actitudes, conceptos y formas de vida, para permitir un nuevo crecimiento desde el interior y desde los contactos sociales.

En la Biblia se habla del agua de una manera particular. Por ejemplo – Sus corazones se derritieron y se convirtieron en agua. (Josh. 7.5.)

El simbolismo del agua también es que se usa para lavarse y, más importante, para saciar la sed.

Así que el bautismo en agua lo lleva a uno a ser limpiado, a ser cambiado dentro de uno mismo, y a tener sus anhelos/sed de ser satisfecho.

El bautismo por fuego: Esto todavía tiene la limpieza en sí, pero la experiencia puede ser más dolorosa, más feroz, quemando el viejo material de la propia personalidad a través de poderosas pasiones o emociones.

Bautismo de sangre (guerra) o vino (espíritu)

La sangre y el vino son a menudo sinónimos en los sueños, y pueden representar el estar profundamente inmerso en experiencias que te unen a la humanidad colectiva.

Por ejemplo, todos nos encontramos con ciertas experiencias, como el envejecimiento, y saber cómo su experiencia personal le une con millones de otros es una forma de bautismo en sangre.

También puede significar que usted hereda el trabajo, las actitudes, las percepciones, dejadas por millones de humanos.

Simbolismo del Bautismo de energía o vibración

A veces los individuos experimentan lo que se siente como una fuerza que fluye a través de su cuerpo, causando que vibre o tiemble.

Acompañando a esto suele haber una sensación de gran inmersión en la vida, o de conexión con toda la vida, o el misterio que yace dentro de toda la vida.

Ocasionalmente esta inmersión es conocida por estar en una mente colectiva en la que existen innumerables otras.

Por supuesto, esto también puede ser cierto para las otras formas de bautismo.

En muchas culturas, alguna forma de recipiente de agua se encuentra frente al templo. La gente se lava en él, o simbólicamente se lava sumergiendo sus manos en él. Tal agua de limpieza todavía se puede encontrar dentro de cada Iglesia Católica, y fuera de los templos sintoístas japoneses.


Es posible que en general el bautismo represente un alejamiento de la vida centrada en el ego, o la vida dependiente de los niños y centrada en sí misma, hacia la de ser socialmente consciente y querer ser una parte cuidadosa y funcional del grupo o sociedad en la que se vive.


Este giro suele ir acompañado del reconocimiento de los profundos vínculos con la cultura de uno, y la enorme deuda que se tiene con ella por el idioma y la formación de la identidad.

Esto no va en contra de la idea de un renacimiento, o la apertura a tu inconsciente más profundo como lo propone Jung.

El reconocimiento de tu herencia cultural como ha funcionado en ti inconscientemente, es en sí mismo la obtención de una nueva vida, y es un acceso a una conciencia más amplia.

Dejar comentario